Pregúntele a cualquier padre cuál es su trabajo principal y le dirán que es proteger a sus hijos y mantenerlos seguros. Los nuevos padres pasan horas, si no días, preparando la casa para que los niños no se lastimen. Investigan los mejores asientos de automóvil y cascos de bicicleta y descubren formas de garantizar que sus hijos estén seguros cuando navegando el internet.

Pero, no importa qué tan duro trabajen los padres para mantener a sus hijos seguros, es muy difícil proteger a los niños contra problemas de salud mental como la depresión. Según la National Comorbidity Survey-Adolescent Supplement (NCS-A), la depresión afecta aproximadamente al 11% de los adolescentes a los 18 años.

Si no está seguro si su propio hijo puede estar sufriendo de depresión, aquí hay 6 señales que le pueden indicar que hay un problema:

  1. Cambios de humor

Gracias a las hormonas furiosas, es bastante normal que los adolescentes experimenten cambios de humor. Pero aquellos que sufren de depresión mostrarán cambios de humor más severos y más frecuentes dentro y fuera de la ira, la tristeza y la irritabilidad.

  1. Problemas académicos

Bajas calificaciones y notas de los maestros puede ser una gran señal de que algo está pasando. ¿Su hijo llega tarde a la escuela y / o corta las clases? ¿No están apareciendo en absoluto? Nunca ignore los problemas académicos.

  1. Cambios en el comportamiento social

¿Está su hijo pasando menos tiempo con sus amigos? ¿Tiene nuevas amistades cuestionables? ¿O está pasando cada vez más tiempo aislado? Los cambios en el comportamiento social a menudo son la primera señal de que los niños están en problemas.

  1. Una pérdida de interés en sus actividades favoritas

¿A su hijo le encantaba jugar al baloncesto o pasar horas dibujando? ¿De repente ha perdido interés en estas actividades? Si su hijo ya no muestra interés en pasatiempos y actividades favoritas, esto es un indicador de que algo anda mal.

  1. Una falta de motivación

De acuerdo, los adolescentes no son conocidos por ser personas altamente motivadas, pero aquellos que sufren de depresión mostrarán marcada disminución en la motivación.

  1. Un historial familiar de depresión

Si usted o alguien más en su familia sufre de depresión, hay muchas posibilidades de que su adolescente también sufra de depresión.

Si ha notado uno o más de estas señales, es importante buscar ayuda de un terapeuta de salud mental. Uno no puede hacer que la depresión se vaya fácilmente, con consejos o regaños. Necesita atención estratégica y un plan manejar ese estado emocional.

Un terapeuta podrá evaluar a su hijo adolescente para detectar depresión y enseñarle técnicas y herramientas para lidiar con los síntomas. Si usted o un ser querido están preocupados por la seguridad de un adolescente y le gustaría explorar opciones de tratamiento, contácteme hoy. Me encantaría hablar con usted sobre cómo puedo ayudar.

Speak Your Mind

*



jeanette@littlestepsgiantleaps.com
714-913-6040
Jeanette Razo-Gonzalez, LCSW verified by GoodTherapy.org

Send a Message